martes, 20 de junio de 2017

coca de chocolate a la taza

Ya sé que con el calor que hace estos días no apetece encender el horno, pero en cuanto probéis esta maravillosa coca sabréis que ha merecido la pena. Además como la hice a primera hora de la mañana cuando todavía hacía fresquito la cosa fue llevadera ;)
Tenía muchas ganas de hacerla desde que se la ví a Rosa en su estupenda cocina. Estaba tan rica y esponjosa que desapareció volando.
Se trata de una coca tradicional de las que hacían las abuelas, donde las cantidades se miden con un vaso....un vaso de esto, medio de aquello, aunque yo he preferido poneros también las cantidades en gramos para que sean más exactas, y le he añadido una cucharadita de esencia de vainilla y de cacao puro.
Las grosellas me las trajo Ana, una compañera de trabajo que es un encanto, recogidas de su propio huerto.


Ingredientes: para un molde rectangular de 20x30

Medida: un vaso de los de agua, entre paréntesis os pongo las cantidades exactas en gramos

1 vaso de harina de repostería  (150gr)
1 vaso de chocolate a la taza Valor  (160gr)
1 cucharadita de postre de cacao puro 
3/4 de vaso de azúcar  (160g)
1/2 vaso de aceite de girasol  (125gr)
1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
3/4 de vaso de leche  (190g) + 1 cucharada de vinagre
2 huevos grandes tamaño L a temperatura ambiente
1 sobre de levadura para bizcochos, tipo Royal
1 pizca de sal

Preparación:

Forramos el molde que vayamos a utilizar con papel de hornear.

Encendemos el horno a 180º para que se vaya calentando, calor arriba y abajo.

En un recipiente mezclamos, la harina, el chocolate a la taza, la cucharadita de cacao puro, la levadura y la pizca de sal.


Añadimos a la leche la cucharada sopera de vinagre y dejamos reposar unos 5min, esto hará que la coca quede muy esponjosa y con un sabor estupendo. Al cabo de ese tiempo la leche se habrá cortado y al removerla tendrá el aspecto de un yogur.


En un bol batimos los huevos junto con el azúcar con unas varillas eléctricas durante unos 5-6min hasta que doblen su volumen.

 Incorporamos a los huevos, el aceite, la esencia de vainilla y la leche, removemos con unas varillas manuales.

Añadimos la mezcla de cacao y harina pasándola por un tamiz, mezclamos hasta que esté todo bien integrado.


Vertemos la mezcla en el molde y espolvoreamos un poco de azúcar por encima.


Introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 35min aprox, dependiendo de vuestro horno. Comprobamos con un palillo para saber si ya está listo, si sale limpio lo retiramos.

Dejamos que se enfríe antes de desmoldar.


Cortamos en porciones. Riquísimaaaa!!! Tenéis que probarla.

lunes, 12 de junio de 2017

panecillos de leche ingleses, esponjosos (sin horno, en sartén)

Hoy os traigo unos panecillos que os van a encantar! sirven tanto para acompañar con algo dulce como salado. En muy poco tiempo los tendréis listos y sin necesidad de encender el horno.
El aroma que desprenden cuando se están haciendo en la sartén es el mismo que cuando se emplea el horno, una delicia!!
Normalmente se elaboran con mantequilla, yo he preferido sustituirla por aceite, que es más ligero (una tiene que cuidarse :).
La mitad los guardé en el congelador dentro de una bolsa de plástico hermética. El día que los voy a consumir los retiro una hora antes y los dejo descongelar a temperatura ambiente o si tengo prisa los introduzco unos segundos en el micro y listo!
 

Ingredientes para unos: 14 panecillos, dependiendo del tamaño que los hagamos
  • 490gr de harina de fuerza
  • 20gr de azúcar
  • 8gr de sal
  • 16gr de levadura fresca
  • 200ml de leche entera, tibia
  • 50ml de agua tibia
  • 30gr de aceite de girasol
  • 1 huevo mediano
Preparación:
En un bol mezclamos la harina con el azúcar y la sal. Formamos un hueco en el centro, añadimos el huevo batido, el aceite, la leche tibia y la levadura disuelta en los 50ml de agua.


Removemos todos los ingredientes hasta formar una masa que podamos manejar con las manos.
Espolvoreamos un poco de harina sobre una superficie, volcamos la masa y la amasamos durante unos 7-8min aprox hasta que nos quede elástica y apenas se nos pegue a las manos. Puede que necesitéis añadir un pelín más de harina dependiendo de la calidad de esta.

Formamos una bola y la dejamos reposar durante 30min dentro de un recipiente cubierto con film o un paño de cocina para que se relaje. Durante este tiempo apenas habrá crecido pero estará  mucho más manejable.

Mientras tanto, cortamos unos trozos de papel de hornear un poco más grandes que el molde que vayamos a utilizar para cortar los panecillos. De está forma luego nos resultara más fácil transportarlos a la sartén sin que se deformen

Pasado el tiempo de reposo, espolvoreamos un poco de harina sobre la mesa, volcamos la masa sin manipularla mucho y la estiramos con un rodillo formando un circulo de 1cm y medio de espesor aprox.

Cortamos los panecillos sirviéndonos de un vaso o un cortapastas. Los vamos depositando sobre los trozos de papel y colocando en un bandeja. Volvemos a  amasar los cortes sobrantes de masa, la estiramos, cortamos, así hasta terminarla.


Cubrimos la bandeja con un paño y los dejamos reposar hasta que doblen de volumen. Los míos como ese día hacía bastante calor en 1 hora y cuarto estaban listos.

Ponemos al fuego una sartén y cuando esté bien caliente colocamos dos o tres panecillos dentro con el papel.

Tapamos la sartén, bajamos el fuego al mínimo y cuando hayan transcurrido unos 2min retiramos el papel, dejamos que se cocinen unos 5min más aprox. Le damos la vuelta y los dejamos unos 7min por el otro lado.

A medida que los vayamos retirando los iremos colocando en medio de un paño de cocina para que el calor se disipe más gradualmente y se mantengan tiernos.

Y ya los tenemos listos para acompañar con unas lonchas de jamón serrano y una cervecita. Mermelada de arándanos o lo que os apetezca.

Rápidos, tiernos y deliciosos!! el último desapareció ayer :(

lunes, 29 de mayo de 2017

arroz meloso con marisco

Esta es una de esas recetas con la cual se triunfa a lo grande. Con tan buenos productos de mar como tenemos en Galicia, cualquier ingrediente que le añadamos el resultado será siempre fabuloso!
Simplemente con las cabezas de los langostinos y el agua de abrir los mejillones podemos preparar un excelente caldo para añadirle al arroz. Está es la forma en la que yo suelo hacerlo, y en casa dejan los platos más limpios que el lavavajillas (el mio manual ;)


Ingredientes: para 6 personas
  • 1/2kg de berberechos frescos
  • 300gr de almejas frescas
  • 1kg de mejillones frescos
  • 300gr de chipirones frescos o descongelados
  • 12 langostinos
  • 2 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento morrón verde grande (le suelo poner rojo pero ese día no tenía)
  • un puñado de guisantes congelados (120gr aprox)
  • 500gr de arroz redondo
  • aceite de oliva virgen
  • Azafrán
  • 2 litros de agua (para hacer el caldo)
  • sal

Preparación:
Ponemos, los berberechos y las almejas a remojo cubiertos con agua y dos puñados de sal, para que suelten las arenillas. Esto lo haremos unas dos o tres horas antes de comenzar a cocinar.

Preparamos el caldo que vamos añadir al arroz. Retiramos las cabezas a los langostinos (las colas las reservo sin pelar pero si lo preferís podéis pelarlas) rehogamos las cabezas en una olla con un chorro de aceite y unos trocitos de cebolla, cuando comiencen a dorarse las machacamos un poco con una cuchara de madera para ayudarles a que suelten el jugo.

Le añadimos dos litros de agua aprox (puede que no lo consumamos todo pero es preferible que nos sobre a quedarnos escasos) un poco de sal y el azafrán. Dejamos cocer suavemente unos 12 minutos. Apagamos el fuego, desechamos las cabezas, colamos el caldo y lo tapamos para mantenerlo caliente hasta el momento de añadirlo al arroz.

Mientras, abrimos los mejillones al vapor en una olla con un chorro de agua y una pizca de sal. Una vez abiertos, los retiramos para una fuente, y el agua sobrante la colamos añadiéndola al caldo de los langostinos. Retiramos los mejillones de la cascara y le sacamos las "barbas", reservamos.

Limpiamos los chipirones separando la cabeza del cuerpo, le retiramos los ojos a los tentáculos y limpiamos el cuerpo por dentro, luego los troceamos y reservamos.

Echamos un chorro de aceite en una olla amplia, pochamos las cebollas, el ajo, y el pimiento picados en trocitos, a fuego medio unos 4min.
Agregamos los chipirones, los sofreímos a fuego suave hasta que comiencen a estar un poco blandos. Si fuera necesario añadimos un poco del caldo a la cazuela para que no se nos quemen mientras se terminan de cocinar. Incorporamos los guisantes y un pizca de sal, mezclamos.

Echamos el arroz en una taza para que luego nos sirva de referencia a la hora de añadir el caldo. Lo vertemos en la cazuela y lo rehogamos con los demás ingredientes.


Añadimos el caldo (3 tazas por una de arroz) y si lo preferís caldoso 4 tazas, dependiendo de la calidad del arroz puede que necesitemos añadir más (En la imagen aún no había incorporado todo el caldo para que pudierais apreciar bien los ingredientes)
Dejamos cocer a fuego medio removiendo un poco. Cuando hayan transcurrido unos 10min. Retiramos los berberechos y las almejas del agua con la sal, los lavamos y los añadimos al arroz junto con los mejillones, removemos bien y colocamos los langostinos por encima. Añadimos más caldo durante la cocción si fuera necesario.Comprobamos de sal.


Dejamos cocinar unos 8-10min más aprox hasta que el arroz esté en su punto. Apagamos el fuego y dejamos reposar unos 5min.


Y todos a la mesa que ya está listo!!

lunes, 22 de mayo de 2017

Bavarois de fresas

Casi todos los fines de semana preparo algún tipo de dulce para la sobremesa, en esta ocasión una sencilla y fresquita bavarois de fresas. Cuando se acerca el buen tiempo nos encantan este tipo de tartas.
La bavarois aunque se parece a la mousse tiene una textura más esponjosa y suave, por lo que es estupenda para disfrutar después de una comida copiosa. Lo ideal es prepararla con varias horas de antelación, mejor si es de un día para otro. Espero que os guste!!



Ingredientes: He utilizado un molde de silicona de 21x21x5,4 y 2 moldes de flan pequeños
  • 480gr de fresas ( más 5 o 6 para la decoración)
  • 3 cucharadas de vino Oporto ( kirs, o cualquier otro tipo de vino dulce)
  • 50gr de azúcar (para macerar las fresas)
  • 6 hojas de gelatina (de 2gr cada una)
  • 150gr de azúcar glas
  • zumo de una naranja (100ml)
  • 1/2l de nata 35% materia grasa
  • mermelada de fresas (la mía casera, para ver la receta pinchar aquí)

Preparación:

Ponemos el recipiente donde vayamos a montar la nata a enfriar una o dos horas antes en el frigorífico o 10min en el congelador.

Lavamos, secamos y cortamos las fresas en trozo pequeños. Las ponemos en un recipiente junto con los 50gr de azúcar y el oporto, dejamos macerar unos 30min. 

Untamos el molde con aceite, mantequilla o margarina para que luego lo podamos desmoldar más fácilmente. Los molde de silicona suelen desmoldar bastante bien sin engrasar pero yo prefiero asegurarme ;)

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
Transcurrido los 30min, escurrimos las fresas que pusimos a macerar con ayuda de un colador o un escurridor. El liquido sobrante lo podéis aprovechar para tomar, fresquito está delicioso.


Trituramos las fresas con una batidora eléctrica de cuchillas.

Las pasamos por un colador para retirarle las semillas ayudándonos con una cuchara.


Le añadimos el zumo de naranja (colado) y los 150gr de azúcar glas tamizado, removemos bien hasta que esté todo bien integrado.

Escurrimos las hojas de gelatina y las ponemos a derretir a baño maría.


Una vez disuelta se la añadimos poco a poco en forma de hilo a los ingredientes anteriores, removiendo continuamente.
Montamos la nata en el recipiente que pusimos a enfriar, reservamos una cucharada colmada para la decoración, el resto se la incorporamos a la mezcla de fresas con cuidado y movimientos envolventes.

 Vertemos el preparado en el molde y alisamos la superficie.

 Introducimos en el frigorífico como mínimo unas cinco horas, mejor de un día para otro.
 

Para desmoldar sumergimos el  molde en agua caliente durante unos segundos. Con cuidado de no excedernos del tiempo para que no se derrita. Lo volcamos sobre una bandeja o plato y retiramos el molde con cuidado. 
Decoramos con la nata que reservamos, las fresas y la mermelada.


Deliciosa y fresquita!!!!

martes, 2 de mayo de 2017

chocotorta (tarta de galletas de chocolate y dulce de leche)

La chocotorta es una tarta de galletas muy típica en Argentina. La receta original se prepara con unas galletas de chocolate llamadas "chocolinas", aquí en España son un poco difíciles de conseguir así que las he sustituido por las "Tosta Rica de oceanix de chocolate" que se pueden adquirir en cualquier supermercado. Podéis humedecerlas en café o batido de chocolate como más os guste. El sabor amargo del café para mi gusto le va estupendo, porque resta un poco el dulzor del dulce de leche.
La crema se hace en cinco minutos, simplemente hay que mezclar el queso de untar con el dulce de leche y listo. Facilísima y riquísima!!


Molde: un taper rectangular de 16x24 cm

Ingredientes:
  • Un paquete de galletas Tosta Rica oceanix de chocolate de 480gr
  • 300gr de queso de untar tipo philadelphia
  • 300gr de dulce de leche (lo compré en mercadona)
  • 200ml de café frío
  • 2 cucharadas de licor café, coñac etc.

Preparación:


Forramos el molde con papel de hornear para que luego nos resulte más fácil desmoldarlo.
En un bol mezclamos con unas varillas, el queso y el dulce leche, hasta que la crema esté homogénea,  reservamos.

Ponemos el café en un recipiente y le añadimos el licor.
Humedecemos ligeramente las galletas en el café, solo un poquito, no es conveniente que se pongan muy blandas. Colocamos una capa de galletas dentro del molde con la parte lisa hacía abajo formando la base, si hiciese falta cortamos pequeños trozos para cubrir los huecos. Os recomiendo humedecerlas primero un poquito en el café, así os será más fácil recortarlas sin que se os rompan y utilizar el cuchillo como si fuera un serrucho.


Cubrimos las galletas con una capa de crema más o menos del grosor de un dedo, la alisamos (si queréis ser más exactos pesáis la crema y la dividís en tres partes iguales)

Continuamos alternando las capas hasta formar cuatro capas de galletas con la parte lisa hacía arriba y tres capas de crema, la última de galletas, dejando un pequeño espacio entre ellas y aprox 1cm por los bordes.

Cubrimos con film y llevamos al frigorífico unas cuantas horas. Mejor si se deja de un día para otro.


Desmoldamos y decoramos a nuestro gusto. Yo he utilizado nata montada y virutas de chocolate que hice con una tableta de chocolate de cobertura y un pela patatas.


Que tengáis una feliz semana. Muak!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...