lunes, 22 de mayo de 2017

Bavarois de fresas

Casi todos los fines de semana preparo algún tipo de dulce para la sobremesa, en esta ocasión una sencilla y fresquita bavarois de fresas. Cuando se acerca el buen tiempo nos encantan este tipo de tartas.
La bavarois aunque se parece a la mousse tiene una textura más esponjosa y suave, por lo que es estupenda para disfrutar después de una comida copiosa. Lo ideal es prepararla con varias horas de antelación, mejor si es de un día para otro. Espero que os guste!!



Ingredientes: He utilizado un molde de silicona de 21x21x5,4 y 2 moldes de flan pequeños
  • 480gr de fresas ( más 5 o 6 para la decoración)
  • 3 cucharadas de vino Oporto ( kirs, o cualquier otro tipo de vino dulce)
  • 50gr de azúcar (para macerar las fresas)
  • 6 hojas de gelatina (de 2gr cada una)
  • 150gr de azúcar glas
  • zumo de una naranja (100ml)
  • 1/2l de nata 35% materia grasa
  • mermelada de fresas (la mía casera, para ver la receta pinchar aquí)

Preparación:

Ponemos el recipiente donde vayamos a montar la nata a enfriar una o dos horas antes en el frigorífico o 10min en el congelador.

Lavamos, secamos y cortamos las fresas en trozo pequeños. Las ponemos en un recipiente junto con los 50gr de azúcar y el oporto, dejamos macerar unos 30min. 

Untamos el molde con aceite, mantequilla o margarina para que luego lo podamos desmoldar más fácilmente. Los molde de silicona suelen desmoldar bastante bien sin engrasar pero yo prefiero asegurarme ;)

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
Transcurrido los 30min, escurrimos las fresas que pusimos a macerar con ayuda de un colador o un escurridor. El liquido sobrante lo podéis aprovechar para tomar, fresquito está delicioso.


Trituramos las fresas con una batidora eléctrica de cuchillas.

Las pasamos por un colador para retirarle las semillas ayudándonos con una cuchara.


Le añadimos el zumo de naranja (colado) y los 150gr de azúcar glas tamizado, removemos bien hasta que esté todo bien integrado.

Escurrimos las hojas de gelatina y las ponemos a derretir a baño maría.


Una vez disuelta se la añadimos poco a poco en forma de hilo a los ingredientes anteriores, removiendo continuamente.
Montamos la nata en el recipiente que pusimos a enfriar, reservamos una cucharada colmada para la decoración, el resto se la incorporamos a la mezcla de fresas con cuidado y movimientos envolventes.

 Vertemos el preparado en el molde y alisamos la superficie.

 Introducimos en el frigorífico como mínimo unas cinco horas, mejor de un día para otro.
 

Para desmoldar sumergimos el  molde en agua caliente durante unos segundos. Con cuidado de no excedernos del tiempo para que no se derrita. Lo volcamos sobre una bandeja o plato y retiramos el molde con cuidado. 
Decoramos con la nata que reservamos, las fresas y la mermelada.


Deliciosa y fresquita!!!!

martes, 2 de mayo de 2017

chocotorta (tarta de galletas de chocolate y dulce de leche)

La chocotorta es una tarta de galletas muy típica en Argentina. La receta original se prepara con unas galletas de chocolate llamadas "chocolinas", aquí en España son un poco difíciles de conseguir así que las he sustituido por las "Tosta Rica de oceanix de chocolate" que se pueden adquirir en cualquier supermercado. Podéis humedecerlas en café o batido de chocolate como más os guste. El sabor amargo del café para mi gusto le va estupendo, porque resta un poco el dulzor del dulce de leche.
La crema se hace en cinco minutos, simplemente hay que mezclar el queso de untar con el dulce de leche y listo. Facilísima y riquísima!!


Molde: un taper rectangular de 16x24 cm

Ingredientes:
  • Un paquete de galletas Tosta Rica oceanix de chocolate de 480gr
  • 300gr de queso de untar tipo philadelphia
  • 300gr de dulce de leche (lo compré en mercadona)
  • 200ml de café frío
  • 2 cucharadas de licor café, coñac etc.

Preparación:


Forramos el molde con papel de hornear para que luego nos resulte más fácil desmoldarlo.
En un bol mezclamos con unas varillas, el queso y el dulce leche, hasta que la crema esté homogénea,  reservamos.

Ponemos el café en un recipiente y le añadimos el licor.
Humedecemos ligeramente las galletas en el café, solo un poquito, no es conveniente que se pongan muy blandas. Colocamos una capa de galletas dentro del molde con la parte lisa hacía abajo formando la base, si hiciese falta cortamos pequeños trozos para cubrir los huecos. Os recomiendo humedecerlas primero un poquito en el café, así os será más fácil recortarlas sin que se os rompan y utilizar el cuchillo como si fuera un serrucho.


Cubrimos las galletas con una capa de crema más o menos del grosor de un dedo, la alisamos (si queréis ser más exactos pesáis la crema y la dividís en tres partes iguales)

Continuamos alternando las capas hasta formar cuatro capas de galletas con la parte lisa hacía arriba y tres capas de crema, la última de galletas, dejando un pequeño espacio entre ellas y aprox 1cm por los bordes.

Cubrimos con film y llevamos al frigorífico unas cuantas horas. Mejor si se deja de un día para otro.


Desmoldamos y decoramos a nuestro gusto. Yo he utilizado nata montada y virutas de chocolate que hice con una tableta de chocolate de cobertura y un pela patatas.


Que tengáis una feliz semana. Muak!

lunes, 10 de abril de 2017

buñuelos de pascua, de zanahoria y vino dulce

Uno de los dulces tradicionales de pascua y Semana Santa son los buñuelos, esos apetecibles y esponjosos bollos de masa dulce, que si no fuera porque van fritos me comería una docena de una sentada ;)
Se pueden preparar de muy diferentes formas, los que os propongo hoy están hechos con zanahoria (de ahí ese color tan intenso), naranja y un toque de vino dulce, llevan levadura fresca, que le aporta mucha esponjosidad a la masa. Para los más golosos bañé ligeramente unos pocos en chocolate y los decoré con fideos de colores. Yo los prefiero simplemente rebozados en azúcar y canela....umm!!!



ingredientes: para unos 18 buñuelos
  • 250gr de zanahoria cocida y triturada
  • 12gr de levadura fresca
  • 30gr de leche tibía
  • 145gr de harina de fuerza
  • 1 huevo grande entero (70gr) más una yema
  • 1 cucharada de vino dulce, moscatel
  • 1 cucharada de zumo de naranja
  • la ralladura de media naranja
  • una pizca de sal
  • aceite de girasol para freírlos
  • azúcar mezclado con canela en polvo para rebozar

Elaboración

Para preparar el puré de zanahorias tenemos que poner a cocer unos 360gr de zanahorias en agua con una pizca de sal. Después escurrirlas y triturarlas con una batidora de cuchillas eléctricas.

Disolvemos la levadura en la leche tibia, reservamos.

Echamos la harina en un bol, hacemos un hueco en el centro y añadimos el huevo ligeramente batido junto con la yema, una pizca de sal, el vino dulce, el zumo y la ralladura de naranja, la zanahoria triturada y la mezcla de leche con la levadura.


Removemos con una cuchara hasta formar una crema espesa, similar a la masa de un bizcocho.


Cubrimos con un film y un paño. Dejamos levar en un lugar libre de corrientes hasta que doble de volumen, aprox 1h y media a 2h dependiendo de la temperatura del ambiente.

Ponemos a calentar abundante aceite en una olla o sartén. Cogemos pequeñas pociones de masa con una cuchara por el borde del molde, y las freímos un par de minutos a fuego medio por ambos lados hasta que se hagan bien por dentro.

Las depositamos sobre papel absorbente. Mezclamos en un plato azúcar con un poco de canela molida y antes de que se enfríen los buñuelos los rebozamos en él.


Y ya los tenemos listos para disfrutar tibios o fríos.


o bañados ligeramente en chocolate. El colorcillo amarillo que le aporta la zanahoria es espectacular!!


No os los comáis todos de una sentada ;)


lunes, 27 de marzo de 2017

bizcocho esponjoso, de anís

El aroma que desprende un bizcocho recién horneado es inconfundible y este olía de maravilla!! Es muy ligero y esponjoso, con un delicado sabor a anís que os va a encantar.
Si os preocupa el tamaño podéis utilizar solo la mitad de los ingredientes, aunque os puedo asegurar que en casa entre el desayuno y la merienda del fin de semana desapareció rápidamente.
No sé si os sucede a vosotros, pero mientras se está horneando no puedo evitar vigilarlo a cada rato, será por si se escapa ;)


Ingredientes: para un molde savarin de 26cm
  • 8 huevos medianos (60gr aprox cada uno) a temperatura ambiente
  • 260gr de azúcar
  • 100ml de aceite de girasol
  • 90ml de anís
  • 60ml de agua
  • 260gr de harina de repostería
  • 20gr de levadura tipo Royal
  • ralladura de 1 limón
  • azúcar glas para espolvorear por encima

Preparación:

Untamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de aceite, reservamos.
Encendemos el horno a 170º calor arriba-abajo para que se vaya calentando mientras preparamos la masa.

Separamos las claras de las yemas.

Añadimos a las yemas el azúcar, y con unas varillas eléctricas las batimos durante unos 8-10min hasta que estén esponjosas y presenten un color amarillo pálido. Este paso es muy importante para que el bizcocho nos quede bien esponjoso. Le añadimos el aceite, el agua y el anís, mezclamos con unas varillas manuales suavemente.

Incorporamos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y una pizca de sal con movimientos envolventes. Añadimos la ralladura de limón.

Batimos las claras a punto de nieve y se las agregamos con delicadeza y con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla en el molde. Lo introducimos dentro del horno que previamente pusimos a calentar, situándolo en la segunda ranura comenzando por abajo, durante unos 55min aprox hasta que presente un ligero color dorado por encima. Procurad no abrir el horno durante los primeros 40min porque corréis el riesgo de que se os baje. Para comprobar si ya está hecho introducimos un palillo, si sale limpio es que ya está listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.


Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar unos 10min.
Luego lo desmoldamos y dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla para que no se humedezca.

Una vez frio lo espolvoreamos con azúcar glas por encima.


 Espero que os haya gustado ^ _^ Que tengáis una feliz semana.

lunes, 20 de marzo de 2017

focaccia con romero y sal gruesa

La focaccia, es un tipo de pan con forma plana muy popular en Italia. La más tradicional es la cubierta con sal y romero pero existen muchas otras variantes, con tomates cherry, o secos, aceitunas, queso, dependiendo según la región y el gusto personal de cada uno. Está es una versión sencilla, pero como muchas otras recetas existen diferentes formas de elaboración.
En Italia se suele usar como una alternativa al pan, o para una cena informal, o como la disfrutamos nosotros, en la merienda acompañada de jamón cocido, con cualquier otro embutido estará igualmente estupenda ;)



Ingredientes para una bandeja: de 39 x 30
  • 300ml de agua tibia
  • 20gr de levadura fresca
  • 1 cucharadita de postre de azúcar
  • 25gr de aceite de oliva virgen para la masa (y un poco más para aliñarla)
  • 1 cucharadita de café de sal (8g)
  • 465gr de harina de fuerza
  • romero fresco y sal gruesa para aliñar por encima.
Preparación:
En un recipiente pequeño, echamos la mitad del agua tibia y la cucharadita de azúcar, removemos y disolvemos en ella la levadura. Dejamos reposar la mezcla 15min.

Echamos la harina en un bol junto con la sal, mezclamos, hacemos un hueco en el centro, vertemos el aceite, el agua restante y la mezcla de levadura.


Removemos con una cuchara de madera hasta formar una masa consistente.

La retiramos del bol y la amasamos con las manos sobre una superficie hasta que esté elástica. Para que la masa salga esponjosa y con los típicos agujeros se nos tiene que pegar un poco a las manos, así que procurad no añadir más harina de la necesaria. Untamos un recipiente con aceite, introducimos la masa dentro, lo cubrimos con film y un paño de cocina y dejamos reposar en un lugar libre de corriente hasta que doble su volumen, aprox unas 2 h.


Trascurrido este tiempo untamos la bandeja del horno con aceite, depositamos la masa y la extendemos con las manos ligeramente impregnadas de aceite.

Cubrimos la bandeja con un paño y dejamos reposar unos 35 min. Si la temperatura del ambiente está fría la dejaremos un pelin más (no tiene que crecer el doble, solo un poco)
Esparcimos un buen chorro de aceite por toda la superficie y hacemos agujeros  introduciendo las yemas de los dedos en la masa.

Esparcimos la sal gruesa y el romero por encima, dejamos reposar unos 12min.


Introducimos la bandeja en el horno que tendremos calentando a 200º calor arriba- abajo, unos 20-25min, hasta que esté dorada.


La retiramos y servimos tibia o fría, como mejor nos apetezca!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...